Albondigas gratinadas

Ingredientes:

  • Un bote grande de tomate frito ( puedes hacerlo casero)

Para las albóndigas:

  • 1/2 kg. carne de cerdo y 1/2 kg. de ternera
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • ½ cebolla
  • 50 gr. de leche
  • 2 huevos
  • 2 dientes de ajo o al gusto
  • Unas ramitas de perejil fresco
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Para la bechamel:

  • 1 litro de leche entera
  • 120 gr. de mantequilla
  • 120 gr. harina de trigo
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada

Preparación:

Albóndigas:

  1. Poner en un cuenco la carne picada. En el vaso  de batidora o Thermomix poner los dientes de ajo, media cebolla, el perejil y el pan, triturar bien y volcar sobre la carne.
  2. Poner en el vaso los huevos, la leche y las especias y batir. Añadir esta mezcla también al bol de la carne y mezclar con las manos o con un tenedor. Dejar reposar unos 20 minutos. Hacer las  albóndigas, pasar por harina y freírlas para sellarlas. Reservar.

Bechamel:

  1. Empezamos poniendo la mantequilla en la sartén o en la olla dónde vayamos a preparar la salsa bechamel, y a fuego medio la derretimos totalmente. Cuando esté derretida, añadimos la harina poco a poco, y con la ayuda de unas varillas, vamos removiendo hasta que se integre totalmente. Debe quedarte una masa cremosa amarillenta, que deberás mantener unos minutos a fuego medio y sin dejar de remover, para que la harina se cocine bien. Es importante hacer esto porque la bechamel nos resultará más sabrosa y con mejor textura con la harina bien cocida.
  2. A continuación vamos a verter la leche poco a poco y mantendremos a fuego lento durante varios minutos removiendo sin parar, hasta que la bechamel adquiera la textura deseada. Tras verter la leche, agregamos la sal y la nuez moscada y la pimienta molida, cantidades al gusto, pero con cuidado con las especias, ya que no queremos que el sabor de la bechamel se descompense.
  3. Cuando la bechamel tenga el espesor que te interese, no muy espesa,la retiras del fuego, porque hay que tener en cuenta que espesará un poco más después. Si ves que te queda demasiado líquida, mantenla más tiempo a fuego lento, y si queda muy espesa, añade un poco más de leche y remueve hasta que te quede perfecta.

Precaletar el horno a 180º C.

En una fuente de horno, donde quepan todas las albóndigas, extiendes el tomate frito. A continuación distribuyes por encima las albóndigas y cubres con la salsa bechamel. Introduces en el horno y dejas que se gratinen bien. Listas para comer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.