Tarta helada con crujiente de avena, nueces y caramelo

el

Ingredientes:
Para la base:

  • 100 gr. galletas María pulverizadas
  • 15 gr. azúcar
  • 40 ml. mantequilla fundida

Para el crujiente:

  • 80 gr. azúcar moreno
  • 50 gr. copos de avena
  • 90 gr. nueces troceadas
  • 55 gr. mantequilla en pomada

Para el helado de leche y queso:

  • 150 gr. queso crema
  • 265 gr. leche condensada
  • 250 ml. nata
  • 1/2 cucharadita extracto de vainilla
  • 80 ml. salsa de caramelo (la puedes comprar hecha)

Preparación:

  1. Para la base mezclamos las galletas con el azúcar y la mantequilla fundida en un cuenco, y cubrimos el fondo de un molde desmontable de 18 cm de diámetro . Guardamos en la nevera mientras preparamos la tarta.
  2. Para hacer el crujiente calentamos el horno a 180º C. y mezclamos en un cuenco todos los ingredientes. Cubrimos el fondo de una fuente para horno pequeña y horneamos durante 15 minutos, o hasta que esté dorado.
    Sacamos del horno y lo troceamos con un tenedor. Dejamos que se enfríe completamente para que se quede crujiente.
  3. Para el helado de leche y queso, batimos el queso y poco a poco vamos añadiéndole la leche condensada. Reservamos.
  4. Montamos la nata con la vainilla en un robot de cocina, no hay que montarla del todo para que no se os corte cuando la mezcléis con el queso y la leche condensada.
  5. Pincelar las paredes del molde con aceite antiadherente antes de rellenarlo para poder desmoldarlo con facilidad. Mezclamos, con movimientos envolventes, la nata con el queso con leche condensada y echamos la mitad del relleno sobre la base de galletas.
  6. Cubrimos con la mitad del crujiente y la mitad de la salsa de caramelo.
  7. Volvemos a cubrir con la mitad del relleno restante y después con todo crujiente que nos ha sobrado. Tapamos con film transparente y congelamos durante al menos ocho horas.
  8. Desmoldamos la tarta helada y rociamos toda la superficie con la mitad sobrante de la salsa de caramelo y servimos inmediatamente.

Receta de salsa de caramelo casera: Ponéis 200 gr. de azúcar en un cazo, cuando esté dorado le añadís 125 ml. de nata y 60 ml. de mantequilla fundida. Lo mezcláis muy bien y lo dejáis enfriar antes de rociar la superficie de la tarta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.