Centollos gallegos

el

Ingredientes (6 personas):

  • 2 centollos grandes (1 Kg.)
  • sal gorda
  • laurel (opcional)

Preparación:

  1. Si los centollos están vivos, los empezaremos a cocer desde agua del tiempo, para que no se salgan las patas. Si están muertos, los introduciremos con el agua hirviendo. SIEMPRE contaremos el tiempo a partir de que el agua hierva una vez estén los centollos estén dentro de la cacerola.
  2. Poner el agua en la cacerola e incorporar 60 gr. de sal por cada litro de agua. Añadir la hoja de laurel.
  3. A la hora de introducir el centollo con agua del tiempo o hirviendo, según sea el caso, introducirlo siempre con las patas hacia arriba para que no se nos vacíe el contenido del caparazón.
  4. Una vez que el agua vuelva a hervir, contaremos 15 minutos por cada kilo de centollo, si pesan más, añadiremos 5 minutos por cada medio kilo o la parte proporcional.
  5. Sacamos los centollos del agua, dejamos templar un poco para no abrasarnos y procederemos a prepararlo para consumirlo. Para ello, ponemos el centollo con las patas hacia arriba y comenzaremos quitando la solapa que se encuentra en la superficie y que en realidad está medio suelta.
  6. A continuación, hacemos una ligera presión y separamos el cuerpo con las patas del caparazón. Reservamos éste.
  7. Arrancamos las telas que cubren las patas en sus dos mitades. Si es hembra volcamos los corales al caparazón. Quitamos las telas que cubren el cuerpo en sus dos mitades (si el animal era hembra volcamos los corales al caparazón).
  8. Con la ayuda de un cuchillo grande partimos el cuerpo en dos mitades. Limpiamos las láminas grises que recubren el cuerpo (yo no las quité) y separamos las patas del cuerpo.
  9. Partimos cada mitad del cuerpo en trozos con el cuchillo guiándonos por las estrías.
  10. Les damos un golpe con un martillo de madera o silicona a las patas para abrirlas.
  11. Quitamos las telillas que cubren la carne en el caparazón y mezclamos con un tenedor la carne del caparazón y sus corales.
  12. Colocamos todo en una fuente y servimos.

Acompañar este plato con un buen vino blanco gallego bien fresquito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .